Cementerio de Las Palmas, Vegueta (Gran Canaria, España)

Una tarde, convencí a mi pobre prima para que me acompañase a una excursión al cementerio de Vegueta. Este cementerio es el más antiguo de Las Palmas de Gran Canaria, tiene casi dos siglos de historia. Funciona desde 1811 y ocupa 9.800 metros cuadrados del barrio histórico de Vegueta. Las obras del frontis, diseñadas por José Luján Pérez, se iniciaron en 1812 y concluyeron en 1815. Es tan grande que tuvimos miedo de perdernos dentro y que cerrasen las puertas. Al final, los muertos no se quedaron con nosotras. Estas son las fotos de ese día.

IMG_0187IMG_0190IMG_0195IMG_0197IMG_0201IMG_0204IMG_0208IMG_0212IMG_0243IMG_0248IMG_0252IMG_0298IMG_0309IMG_0323IMG_0337IMG_0342IMG_0350IMG_0360IMG_0366IMG_0377IMG_0379IMG_0384IMG_0395IMG_0400IMG_0403IMG_0412IMG_0413IMG_0416IMG_0427IMG_0432

Dirección: Plaza de las Tenerías. Vegueta.

Horario: de 8.00 a 17.30 horas.

Anuncios

Condado de Limerick, Irlanda.

Caminando entre prados verdes con la niebla enredada en las piernas encontramos, en el Condado de Limerick éste precioso cementerio, rodeado de las ruinas de lo que un día fue una iglesia. Dentro de lo que queda de la torre se encuentra un féretro doble de piedra (el que se ve en la última imagen ❤ ).

Irlanda es un país precioso, con tradiciones y rincones tan mágicos como del que hoy os traigo un pedacito, espero que lo disfrutéis mucho.

Cementerio Irlandés 1WhatsApp Image 2018-08-30 at 23.58.36WhatsApp Image 2018-08-30 at 23.58.37 (1)WhatsApp Image 2018-08-30 at 23.58.37WhatsApp Image 2018-08-30 at 23.58.38

Cementerio de San Juan Bautista (Telde, Gran Canaria, España)

En Telde hay un precioso parque urbano con columpios, cafetería, césped, zona para perros… Muchos son los que van a dar un paseo las noches de verano sin saber que dentro hay un cementerio. Yo no lo supe hasta años después de haber pisado el parque. No está escondido, pero los vivos paseamos en repetidas ocasiones sin percatarnos de la muerte que nos rodea. Una mañana calurosa decidí entrar. Solo había una persona trabajando dentro, pasé justo a su lado y no se dio cuenta. Estaba demasiado ocupado mirando hacia atrás, como cubriéndose las espaldas de los muertos. Reconozco que me reí por dentro. Si en ese momento hubiese hecho un ruido como toser, gritar o el simple crujir de una hoja, le habría dado un infarto. Al final salió y yo me quedé totalmente sola en el cementerio. Estas son las fotos que saqué.

IMG_0095IMG_0097IMG_0100IMG_0107IMG_0110IMG_0114IMG_0125IMG_0132IMG_0145IMG_0148IMG_0152IMG_0163IMG_0173IMG_0168

CEMENTERIO DE SAN JUAN BAUTISTA: INTERIOR DEL PARQUE URBANO DE SAN JUAN

Horario de apertura al público:

LUNES A VIERNES:

  • MAÑANAS: DE 09:00 A 13:00
  • TARDES: DE 15:30 A 18:30

SÁBADOS, DOMINGOS Y FESTIVOS: DE 09:00 A 13:00

Panteón de Xoco, Ciudad de México

IMG_3038 (2).JPG

Situado al sur de la Ciudad de México, el Panteón de Xoco es uno de los pocos vestigios que quedan del Pueblo de Xoco, el cual, aunque aún existe, ha sido devorado poco a poco por los desarrollos urbanos. Flanqueado por algunas de las avenidas más transitadas y a una cuadra de la concurrida Cineteca Nacional, el Panteón de Xoco se construyó hace más de 100 años, cuando las leyes estipulaban que los lugares para enterrar a los difuntos debían de encontrarse alejados de la ciudad.

A diferencia de otros cementerios ubicados en la capital mexicana, el de Xoco carece de imponentes monumentos, mausoleos y de ese aire de solemnidad que parece respirarse en camposantos capitalinos como el Panteón de Dolores o en el Francés Piedad.

IMG_5742.JPG

El ambiente y diseño del Panteón de Xoco corresponde mucho más al de un cementerio típico de los pueblos mexicanos, en donde las tumbas son más bien humildes y sencillas. Es precisamente este rasgo lo que lo convierte en una parada obligada durante el Día de Muertos.

Mientras que, en otros cementerios de la Ciudad de México, las conmemoraciones se reducen a dejar unas cuantas flores sobre el lugar en donde descansa el difunto, en el Panteón de Xoco la celebración se convierte en una verdadera fiesta. Las familias llegan por montones a limpiar las tumbas de sus difuntos, trayendo consigo comida y bebida que comparten alrededor de las mismas. El cementerio se llena de música: mariachis, banda norteña o marimba llegan a tocar en vivo según la preferencia del difunto al que se conmemora.

IMG_3029 (2).png

Este panteón también ha sido testigo de uno de los crímenes más viles dentro de la historia de México. En 1913, el senador Belisario Domínguez quien denunció la traición y exigió la renuncia del dictador Victoriano Huerta, fue asesinado al interior del Panteón de Xoco. El senador fue torturado en este lugar y finalmente enterrado aquí por sus captores. ¿Lo más infame? Como parte de su tortura y por haber alzado la voz, a Belisario Domínguez le cortaron la lengua, misma que fue enviada a Huerta como un macabro trofeo.

Mariana (Vikinga)

Panteón Civil Xoco
Av. México-Coyoacán 375, Xoco,
03330 Ciudad de México, CDMX

IMG_5767 (1).JPG

IMG_3044.JPG

IMG_3000.JPG

IMG_3040.pngIMG_3034 (2).JPG

 

IMG_3047.JPG

Cementerio San Carlos Borromeo (Salamanca, España)

IMG_0035Una preciosa y soleada mañana de julio, decidí ir al cementerio San Carlos Borromeo de Salamanca. Este cementerio se construyó bajo la dirección del Obispado de Salamanca hace más de ciento cincuenta años. Tiene zonas antiguas con nichos abovedados de ladrillo macizo, panteones de piedra y sepulturas bastante próximas unas de las otras. Estas fotos son el resultado de ese día.

IMG_0017IMG_0023IMG_0025IMG_0027IMG_0036IMG_0041IMG_0043IMG_0045

Cementerio San Carlos Borromeo
Avda. Obispo Sancho de Castilla, s/n
(entrada por Glorieta Obispo Bobadilla)
37006 Salamanca
Telf: 923 134 541 – Fax: 923 134 505
cementeriosancarlos@parquecem.com

Cementerio de San Gregorio Taumaturgo (Telde, Gran Canaria, España)

sinseñorEl primer cementerio que vi en mi vida fue el de San Gregorio. Allí están mi abuela -que murió muy joven- y su hermano, enterrados juntos. Mi abuela se llamaba como yo, Pino. Sí, ese es mi segundo nombre. En Canarias, Pino es bastante frecuente ya que es el nombre abreviado de la Virgen del Pino, y aunque hay varias versiones de la historia, se cuenta que se apareció entre unos pinos en el año 1481 en el pueblo de Teror. Yo no conocí a mi abuela, pero cuando pienso en ella no es la Virgen del Pino la que me viene a la cabeza, sino el pino canario. Pinus canariensis, el Pino canario o Pino de Canarias es una conífera endémica de las Islas Canarias con una increíble resistencia al fuego. Después de millones de años de evolución, es el único tipo de conífera que resiste el fuego, se dice que es capaz de brotar casi de sus cenizas como un fénix. Esto sucede porque tiene una corteza más gruesa que otras especies, dispersa los piñones a grandes distancias con el viento y mantiene células vivas en el interior de la madera. Es justo esta resistencia al fuego y a la sequía las que atraen el interés sobre esta especie. Además, ocupa 70.000 hectáreas de las islas y domina prácticamente todas las cumbres de origen volcánico (es capaz de crecer en infinidad de terrenos, incluso los rocosos). Y sin duda es así como me gusta pensar en ella, porque sé de buena tinta que tuvo que luchar con uñas y dientes durante toda su vida.

Las fotos están tomadas en la mañana del 6 de enero, un día de Reyes. Mi tía y yo fuimos al cementerio para poner flores frescas, aparcamos justo en la puerta y al bajar se notaba el aire frío y húmedo. Hacía sol, el cielo estaba azul pero rondaban algunas nubes plateadas y llovía un poco. lomocementeriosinnombreEl cementerio, que normalmente estaba desierto y solo poblado con las almas de los difuntos, atesoraba más gente ese día. Al llegar, lo primero que se distinguía era la foto que corona esta entrada, un ángel mirando y apuntando al cielo. Traspasando la entrada, había largos pasillos llenos de flores. Desde luego no era tan bonito como estar enterrado en un césped verde pero a mí me seguía pareciendo inspirador. Aunque si recordaba que la colocación de los nichos era algo así como apelotonar cadáveres me daba algo de pena. Algunos se abrían y se cerraban con una vitrina para colocar figuras y recuerdos. La mayoría eran blancos, grises o negros. No pude evitar preguntarme si existían nichos rosa chicle. También había pequeños mausoleos con fotos antiguas, más flores y velas. Supongo que solo los más ricos podían permitirse algo así. Me asomé a uno de ellos porque tenía las puertas de cristal, aunque permanecían cerradas con un candado muy oxidado. Dentro había un ramo marchito rodeado de velas y pensé en un ritual pagano.

Mis familiares están en un nicho negro, rodeados de niños o como dice mi tía de angelitos. Justo encima del nicho, había un niño de 17 años. Al lado, uno de 11 años y muy cerca uno de 14. Me sorprendió ver que el niño de 14 años solo tenía unas flores secas de un color marrón amarillento. ¿Alguien se acordará de esos niños? ¿Pensarán más en ellos en un día como hoy, lleno de regalos? ¿Aún les lloran? ¿Tenían hermanos? ¿Cómo murieron? Qué vida más corta.

Horario de apertura al público del cementerio de San Gregorio:

Lunes a viernes

Mañanas: de 09:00 a 13:00

Tardes: de 15:30 a 18:30

Sábados, domingos y festivos: de 09:00 a 13:00

María Antonieta